Previous icon

Volver

28 May 2021
Alergia frutos secos 2021

    Solo un 10% de los niños con alergia a frutos secos consigue superarla de forma espontánea

    En la mayoría de los casos la alergia a los frutos secos persiste en la edad adulta

    Tan solo un 10% de los niños diagnosticados con alergia a frutos secos consigue superarla de forma natural, en la mayoría de los casos la alergia continúa en la edad adulta. Este es un de los temas centrales del XLV Congreso que la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) que se celebra del 27 al 29 de mayo de forma virtual.

    Gracias a los avances conseguidos en el tratamiento de las alergias alimentarias se podría conseguir que un mayor número de niños con alergia a frutos secos llegase a superarla. Así, en los últimos años se ha apostado por la tolerancia oral a frutos secos (ITO), haciéndose hasta el momento con el cacahuete debido a su papel relevante en los países anglosajones, consiguiendo muy buenos resultados con un alcance de la tolerancia a este alimento en más del 60% de los casos. Un trabajo reciente publicado en The World Allergy Organization Journal destaca el papel de la inmunoterapia oral como estrategia alternativa a las dietas de evitación en el caso de la alergia a la nuez y otros frutos secos.

    En cualquiera de los casos, los pediatras alergólogos insisten en que el tratamiento se haga individualizado y tras un completo estudio alergológico. Para ello, una herramienta de gran ayuda son el diagnóstico molecular por componentes o los test de activación de basófilos, que, aunque estos últimos no forman parte de la práctica clínica habitual y su uso se limita a la investigación, en determinadas situaciones ayudan a evitar algunas pruebas de provocación oral.

    Tratamiento habitual de la alergia a frutos secos

    El tratamiento principal en los niños con alergia a frutos secos implica su evitación completa. La opción clásica implicaba quitar todos los frutos secos de la dieta, incluso los que el menor tolera, ya que suponía una medida más fácil de cumplir y con menor riesgo de ingesta accidental. Sin embargo, estas dietas pueden disminuir su calidad de vida y aumenta las posibilidades de que el niño desarrolle alergia a frutos secos que antes no le producían síntomas. Por otro lado, puede implicar déficits nutricionales en aquellos que tienen alergia a más de un alimento.

    La alternativa pasa por eliminar de la dieta solo aquel fruto seco que ha demostrado ser el causante de los síntomas alérgicos. De esta manera se mejora su calidad de vida, ciertos factores sociales y se conseguiría un potencial freno en el desarrollo de alergia a otros frutos secos. Como desventajas tiene que puede resultar más difícil de cumplir y dar lugar a confusión, errores o ingestas accidentales.

     

    El 80% de las unidades de alergia pediátrica considera que la atención de los pacientes con alergia alimentaria se ha visto mermada durante la pandemia. Es uno de los resultados de una encuesta desarrollada por el Grupo de Trabajo de Alergia Alimentaria de SEICAP en la que han participado 32 unidades de toda España para evaluar el impacto en el trabajo previo a la pandemia y durante la misma en 2 períodos, marzo-abril de 2020 y septiembre-octubre de 2020.

    Los pediatras alergólogos consideran insuficiente la consulta telemática para el área de alergia alimentaria ya que la valoración presencial es clave así como las pruebas complementarias. Por otro lado, se han constadao las dificultades que encontraron los profesionales para avanzar en el manejo del niño con alergia a múltiples alimentos durante la pandemia y el rechazo de muchas familias a una cita presencial. También ha supuesto un retraso y un incremento de las listas de espera para aquellos que estaban esperando iniciar un tratamiento de inducción a la tolerancia oral.