Previous icon

Volver

7 Jun 2021
Síntomas anafilaxia lactantes

La confusión de los síntomas de anafilaxia en lactantes dificulta su diagnóstico y tratamiento

Los síntomas de anafilaxia pueden tener distintos patrones en función de la edad de los pacientes. En lactantes los más comunes son en la piel y los vómitos, que también son habituales en lactantes sanos.

La prevalencia de la anafilaxia en lactantes ha aumentado de forma exponencial en los últimos años, por lo que resulta fundamental reconocerla a tiempo para realizar un tratamiento precoz y adecuado. Sin embargo, según los pediatras alergólogos, a menudo los síntomas típicos de una anafilaxia pueden confundirse con síntomas habituales en los lactantes por otros motivos distintos. De hecho, un trabajo publicado en la revista Current Allergy and Asthma Reports concluye que el diagnóstico de anafilaxia en lactantes no se reconoce y a menudo se pasa por alto, lo que lleva a un tratamiento inadecuado.

La causa más habitual de anafilaxia en la etapa del lactante es la alergia alimentaria, siendo los síntomas habituales en relación al picor y al dolor abdominal difíciles de verbalizar. Al mismo tiempo son muy habituales en esta fase signos como el llanto, las regurgitaciones o la tendencia al sueño después de comer. Por ello, aunque pueden servir para orientar, también pueden confundir. De ahí que sea imprescindible tener una historia clínica detallada del menor que evite errores a la hora de diagnosticarla.

Las reacciones de anafilaxia en esta etapa suelen manifestarse de forma menos grave que en los niños más mayores, por eso, en opinión de los pediatras alergólogos, el primer año es clave para la evolución de la alergia, tanto desde el punto de vista terapéutico como preventivo. Así, la introducción precoz de los alimentos permite que en el primer año ya se hayan introducido en la dieta la mayor parte de alergenos alimentarios.

Por otro lado, los estudios realizados con inmunoterapia oral con alimentos en lactantes y preescolares abren una esperanza futura para los niños con alergias alimentarias. Así, se espera que se pueda incluir como tratamiento estandarizado y consensuado en las guías de alergia alimentaria. Con este tratamiento se permite normalizar la calidad de vida y disminuir el impacto de la alergia a alimentos persistente.

Tratamiento de la anafilaxia en lactantes

El tratamiento de la anafilaxia en los lactantes es el mismo que para los niños más mayores y los adultos: la adrenalina. Su uso no está contraindicado en esta etapa y debe administrarse por vía intramuscular, en la cara antelorateral del muslo. Aun así, según la citada revisión y la última guía de anafilaxia de la World Allergy Organization (WAO), una vez realizado el diagnóstico, la adrenalina sigue infrautilizándose. En este sentido, desde SEICAP, recuerdan la importancia de que los pacientes, familias y profesionales sanitarios usen de forma rápida la adrenalina intramuscular, cuya administración es segura y fácil gracias a los autoinyectores, los cuales deben llevar consigo los pacientes diagnosticados.