Previous icon

Volver

5 Nov 2021
Excursiones escolares con alérgicos

Excursiones escolares con niños alérgicos

Los niños alérgicos deben disfrutar tanto como el resto de las excursiones, pero hay que seguir unas pautas concretas para evitar sustos por una reacción alérgica. SEICAP te da las claves.

La incidencia de alergia en niños es cada vez mayor, SEICAP recomienda seguir los protocolos de prevención y tratamiento de eventuales reacciones tanto en el colegio como en las salidas extraescolares con el fin de que todos los niños y profesores puedan disfrutar de forma segura.
 
Los profesores y niños deben tener en todo momento acceso a la medicación de rescate, en este caso recomendamos antihistamínicos, inhaladores como salbutamol y autoinyectores de adrenalina. En la bolsa de la medicación debe ir el informe médico con el protocolo de actuación ante reacción alérgica en la escuela, y ambos deben estar actualizados. Esta medicación debe ser custodiada por el tutor o profesor de los niños con la debida autorización de padres y/o tutores, así como las dosis de los diferentes medicamentos. Los profesionales de SEICAP y los pediatras referentes del paciente deben facilitar estar información mediante el formulario de “Anafilaxia en la escuela”.
 

Alergias en salidas extraescolares

-Campo o granja escuela:

Muchas reacciones se producen en contacto con animales de granja, especialmente respiratorias, asma bronquial, y urticarias de contacto por lo que disponer de un antihistamínico e inhaladores de rescate como el salbutamol podría resultar muy útil.

-Alergia alimentaria:

Es muy importante que los responsables del colegio conozcan el menú “a priori” e informen al local o instalación, donde se realizará la comida, sobre las alergias alimentarias de los niños, así como comprobar etiquetado y posibles contaminaciones cruzadas. Si no es posible este nivel de atención es
recomendable que el niño alérgico a alimentos lleve su propia comida desde casa.
Igualmente se debe poner atención a los utensilios utilizados (cubiertos, platos y demás).

-Talleres de divulgación con huevo, frutos del otoño o frutos secos:

Con la llegada del otoño es frecuente realizar talleres de frutos secos y frutas. La realización de estos talleres puede suponer un riesgo para los niños alérgicos a los mismos, por lo que los profesores deben valorar si son aptos, siempre en ambiente de inclusividad y detallar a los padres/tutores cuál es el programa de la salida extraescolar.

-Picaduras de himenópteros:

También será importante prestar atención a las reacciones por picaduras de insectos, sobre todo de avispas o abejas (himenópteros), que pueden ocasionar reacciones graves.
Por eso, los profesores y/o los monitores deben de conocer los protocolos de actuación y tratamiento.
Los pediatras alergólogos y pediatras referentes velamos por la seguridad de nuestros niños alérgicos. El conocimiento de los protocolos de actuación es fundamental para la inclusión de los niños en todas las actividades escolares y extraescolares. Somos conscientes de la dificultad y ansiedad que suponen las salidas extraescolares con niños alérgicos para profesores, padres y tutores, pero debemos abogar por la inclusión. Los niños con alergias también pueden disfrutar de las excursiones y comidas fuera de casa si está garantizada su
seguridad. Entre todos, podemos.