Previous icon

Volver

17 Dic 2020
Navidades.

El riesgo de sufrir reacciones alérgicas por la ingesta accidental de alimentos se incrementa durante las Navidades

En la guía Navidades felices y seguras para niños alérgicos a alimentos, se incluyen todas las recomendaciones.

El riesgo de sufrir reacciones alérgicas por la ingesta accidental de alimentos se incrementa durante las Navidades al realizar más comidas fuera de casa y los niños son especialmente vulnerables a sufrirlas, sobre todo los más pequeños en los que pueden ser más fáciles los descuidos. 

Por ello, la SEICAP, vuelve a recordar las recomendaciones habituales de su Navidades felices y seguras para niños alérgicos a alimentosPor otro lado, este año ante las circunstancias de la pandemia se recuerda la importancia de cumplir con las medidas sanitarias para evitar la transmisión de la COVID-19: no compartir en la mesa, usar mascarilla, lavar con frecuencia las manos y ventilar a menudo las estancias.

Los alimentos que causan alergia con mayor frecuencia en los niños son el huevo, la leche, los frutos secos, el pescado, el marisco, las legumbres y las frutas, por ese orden. Se trata de una alergia presente entre el 4 y el 8% de la población infantil, aunque en algunos lugares el porcentaje alcanza el 10%. El cacahuete es una de las principales causas de reacciones alérgicas graves y potencialmente mortales en los niños europeos, según se desprende de un trabajo reciente publicado en Allergy. Los autores de este estudio ddestacan también que  el uso de adrenalina intramuscular como tratamiento de primera línea es bajo y debe mejorarse.

Síntomas de la alergia alimentaria

 

Los síntomas más habituales de esta alergia, los cuáles deben ser reconocidos tanto por el paciente como por su familia y entorno para identificarlos de forma rápida en caso de reacción son: síntomas en la piel (urticaria, picor, enrojecimiento, hinchazón); digestivos (dolor abdominal, náuseas, vómitos o diarrea), respiratorios (picor de nariz, estornudos, mocos y obstrucción nasal. Si aparecen de forma generalizada y simultánea y además se acompañan de sensación de dificultad respiratoria, desvanecimiento, palidez, se trata de una anafilaxia que requerirá de una actuación inmediata con la administración de adrenalina. 

El único tratamiento que permite que estos síntomas no aparezcan y por tanto que constituye la principal medida de prevención de la anafilaxia es la evitación completa del mismo, ya sea en trazas o con cualquier forma de presentación y cocinado. Es por eso que durante las Navidades hay que extremar la precaución ya que a menudo se consumen algunos alimentos y recetas, así como productos envasados, con los que no se está familiarizadop por lo que es imprescindible leer con antelación y detenimiento los etiquetados.

Los pediatras alérgologos advierten también de la importancia de llevar siempre el autoinyector de adrenalina para administrarlo en caso de necesidad urgente en caso de ingesta accidental. Recuerdan que durante estas fiestas en las que se salen más de casa y se comparte mesa con personas de fuera de nuestro entorno habitual, son más habituales los descuidos, de ahi la importancia de que la persona encargada de preparar la comida esté bien informada para que pueda adaptar los menús y que estos estén libres de alérgenos, para evitar riesgos y también para que los menores con alergias alimentarias se sientan integrados