Previous icon

Volver

4 May 2021
Bronquitis-asma

Día Mundial del Asma 2021: ‘Descubriendo conceptos erróneos sobre el asma’

El lema del Día Mundial del Asma 2021 ‘Descubriendo conceptos erróneos sobre el asma’ tiene como objetivo que los pacientes no rechacen los tratamientos que les permiten controlar su asma y así tener menos crisis y mejor calidad de vida

Las falsas creencias sobre el asma, una de las patologías crónicas más frecuentes en la población infantil, generan dificultades para conseguir un buen control de la enfermedad en niños y adolescentes. Por ello, SEICAP, con motivo del Día Mundial del Asma que se celebra este año el 5 de mayo, ha colaborado con el Instituto #SaludsinBulos para desmontar los principales mitos sobre asma señalados por la Global Initiative for Asthma (GINA).

1. El asma es una enfermedad infantil; los individuos la superarán a medida que envejecen

El asma es una de las enfermedades crónicas más frecuentes durante la infancia pero puede aparecer también en la edad adulta. Conforme el niño va creciendo puede ir mejorando hasta llegar incluso a desaparecer. Si el asma infantil es de origen alérgico tiene tendencia a persistir durante más tiempo aunque también puede mejorar con tratamiento preventivo. Lo cierto es que la evolución del asma a lo largo de la vida del individuo no es fácil de predecir.

2. El asma es contagiosa

El asma no es una enfermedad contagiosa. Sin embargo, las infecciones respiratorias virales (como el resfriado común y la gripe) suelen provocar un empeoramiento o crisis en los pacientes asmáticos. Las causas del asma suelen ser diversas, incluidas las alergias, pero no se trasmiten entre individuos.

3. Las personas que padecen asma no deben hacer ejercicio

Los niños con asma deben practicar deporte ya que ayuda a mejorar la salud general y el control del asma en particular, lo que resulta positivo para su enfermedad. Además, les permite tener una buena condición física y un peso adecuado. Hay deportistas de alto nivel que tienen asma y pueden practicar ejercicio con unas medidas de control de su enfermedad.

4. El asma solo se puede controlar con dosis altas de corticoides inhalados

El asma se controla con mayor frecuencia con corticoides inhalados en dosis bajas, que pueden utilizarse durante mucho tiempo (meses o años) sin efectos adversos apreciables. Existen otros medicamentos que nos ayudan a controlar el asma sin tener que aumentar las dosis de corticoides inhalados. El pediatra alergólogo valorará una serie de factores, como la intensidad de los síntomas, su frecuencia y duración, entre otros, que determinan la conveniencia o no del tratamiento preventivo.