Previous icon

Volver

26 Nov 2020
niños-mascarillas

    ¿Cómo influyen los geles hidroalcohólicos y las mascarillas en los niños con dermatitis atópica?

    El 27 de noviembre se celebra el Día Nacional de la Dermatitis Atópica, la enfermedad crónica de la piel más frecuente en niños

    Las medidas de seguridad y protección frente a la COVID-19 que conllevan el uso de geles hidroalcohólicos y de mascarilla pueden traer consecuencias para los niños que sufren dermatitis atópica, la enfermedad crónica de la piel más frecuente durante la infancia. Así lo advierte la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), con motivo del Día Nacional de la Dermatitis Atópica que se celebra el 27 de noviembre.

    Un estudio realizado en escuelas infantiles de Dinamarca confirmó que tras el régimen de higiene implantado durante la pandemia una alta proporción de niños desarrolló eccema de manos y que el riesgo se asocia con la dermatitis atópica. En los colegios y escuelas infantiles el uso de gel hidroalcohólico forma parte ya de la rutina, en muchos casos, más que el lavado con agua y jabón, por cuestión de comodidad. Sin embargo, desde el Grupo de Trabajo de Dermatitis Atópica y Alergia Cutánea de SEICAP no se recomienda sustituirlo y optar siempre que sea posible por lavar las manos de los pequeños con agua y jabón. Los geles hidroalcohólicos pueden agravar la sequedad, la descamación y la irritación propias de la dermatitis atópica. Además, es importante aplicar al final del día una crema hidratante y emoliente en las manos que permita equilibrar e hidratar la barrera cutánea y, por tanto, evitar la sequedad.

    Mascarillas y dermatitis atópica

    Las mascarillas también pueden ocasionar problemas cutáneos, sobre todo en los niños a partir de 6 años, que están obligados a llevarla, aunque en algunos centros la están llevando incluso con menos edad. Los pediatras alergólogos observan que el contacto continuo con ellas y la humedad generada por su respiración taquipneica, sobre todo al jugar o al practicar deporte, pueden provocar la aparición de eccemas que les generan prurito o picor. En un estudio reciente publicado en Acta Dermato-Venerológica  se confirmó que cerca de un 20% de las personas que llevan mascarilla afirman tener picores y las que tienen dermatitis atópica y otras patologías cutáneas presentan un mayor riesgo.

    Por ello, siempre que estén al aire libre se recomienda que estos niños utilicen mascarillas de algodón o tejidos naturales que faciliten la transpiración y que ocasionen el menor daño sobre la piel de los niños. Además, es necesaria una correcta higiene al llegar a casa con jabones no agresivos sin detergentes para retirar el sudor y otros restos acumulados en la cara. También será imprescindible el uso de cremas emolientes que reduzcan la sequedad y restauren la epidermis.

    Consejos para los niños con dermatitis atópica durante la pandemia

    El Grupo de Trabajo de Dermatitis Atópica y Alergia Cutánea de la SEICAP ha elaborado el siguiente listado de consejos para el cuidado de los niños con dermatitis atópica durante la pandemia de COVID-19:

    • Uso de mascarilla: es aconsejable que utilicen mascarillas 100% algodón homologadas reutilizables si se observa que las mascarillas quirúrgicas, higiénicas desechables o FFP2 ocasionan síntomas. Sin embargo, no podrán utilizarse en entornos sanitarios donde es más elevado el riesgo de contagio. No reutilización de las mismas e incluso cambio de estas si la actividad es prolongada  y se observa deterioro.                                 
    • Lavado de la mascarilla: es importante seguir los consejos de lavado proporcionados por el fabricante para conservar sus propiedades. Al igual que el resto de la ropa de un niño con dermatitis atópica, deben lavarse con jabón y aclararse muy bien tras el lavado para eliminar residuos de detergentes. No usar lejía ni suavizantes.

    • Temperaturas: evitar los cambios bruscos de temperatura, y las temperaturas extremas, tanto frío como calor. Se recomienda una temperatura ambiente entre 20-22. Ahora más que nunca, se deben ventilar las habitaciones a diario.                                                                 
    • Baños y lavado de manos: priorizar el uso de agua y jabón para higienizar las manos frente al uso de gel hidroalcohólico y evitar que el agua esté muy fría. En cuanto al baño, este debe ser de corta duración con agua templada. En cualquiera de los casos se recomienda usar jabón suave especial para pieles atópicas (preferentemente productos Syndet, sin detergente), o aplicar aceite en el baño que proporciona hidratación y protege la piel.                    
    • Secar de forma suave: secar, tanto las manos tras lavarlas como el cuerpo tras el baño, sin frotar, sólo por contacto. Inmediatamente después, con la piel algo húmeda, aplicar crema hidratante.                                                                                                                                          
    • Crema hidratante: es muy importante mantener la piel hidratada, aplicando crema hidratante (emoliente) varias veces al día si fuera necesario, sobre todo en las manos y en la cara, ahora que están más expuestas.
    • Picor: para evitar los picores utilizar crema hidratante abundante, y en algunos ocasiones podría administrarse antihistamínico que le haya recomendado el especialista. Por la noche puede ser útil el uso de manoplas.
    • Uñas: las uñas deben estar siempre cortas, y muy limpias, para evitar heridas por el rascado.