21 de diciembre de 2017

Recetas de dulces navideños para niños alérgicos

Noticia

Para que los niños con alergias alimentarias disfruten de los dulces típicos de la Navidad, la SEICAP ofrece dos recetas sin alérgenos. ¡Apúntalas!

Llega la Navidad y, con ellas, las cenas y comidas con familiares, los regalos, el cordero y cochinillo, los langostinos y, como no, los dulces navideños. Pero, todo ello, supone un mayor problema para los niños que tienen alergia alimentaria, puesto que hay que tener especial cuidado con lo que ingieren, lo cual resulta difícil, sobre todo en el caso de la leche y el huevo, de las más frecuentes. Además, son fechas en las que suelen aparecer por primera vez reacciones alérgicas ya que los pequeños prueban por primera vez ciertos alimentos como los frutos secos o los mariscos.

Por tanto, es imprescindible extremar las precauciones. Las opciones para los alérgicos se reducen en estos casos y, por ello, SEICAP ofrece estas dos recetas de dulces típicos navideños para que los más pequeños de la casa puedan disfrutar de esta época del año sin problemas ni riesgos para la salud.

Polvorones:

Ingredientes:

-          600 gramos de harina

-          250 gramos de azúcar glass

-          Un limón

-          Una copa de aguardiente

-          200 gramos de manteca de cerdo

-          ½ cucharadita de canela en polvo

-          Azúcar glass para espolvorear

-          Si el niño no es alérgico a los frutos secos, se puede añadir 300 gramos de almendras tostadas molidas.

Cómo preparar los polvorones:

En primer lugar, se esparce la harina en una fuente y se hornea a temperatura media, unos 180 grados, para tostarla, teniendo cuidado para que no se queme. Después, se retira y se deja enfriar por completo. Una vez fría, se mezcla con la manteca, el azúcar, la canela, el zumo, la ralladura de limón y la copa de aguardiente. Se amasa hasta conseguir una pasta homogénea –si el niño no tiene alergia a los frutos secos, es en este paso cuando se añaden las almendras molidas– y se deja reposar durante una hora. Una vez pasado este tiempo, y con la ayuda de un rodillo, se extiende la masa, dejando un grosor de un centímetro. Con un molde o un vaso pequeño, se cortan los polvorones. Se colocan en una bandeja, se meten al horno y se dejan unos 25 minutos a 180 grados hasta que se doren. Solo queda dejar enfriar por completo los polvorones, espolvorearlos con azúcar glass y envolver cada uno en papel de seda.

 

Turrón de chocolate con arroz inflado:

Ingredientes:

-          200 gramos de chocolate puro, sin leche

-          150 gramos de margarina vegetal (sin lácteos)

-          6 cucharadas de azúcar

-          100 gramos de arroz inflado

-          150 gramos de nueces (no añadir en caso de alergias a frutos secos)

Cómo preparar el turrón:

Lo primero es trocear el chocolate y fundirlo al baño maría con cinco cucharadas de agua caliente. También puede fundirse en el microondas, aunque con cuidado para que no se queme. Por otro lado, se une el azúcar con la margarina vegetal, hasta que la mezcla esté cremosa. Después, se añade el chocolate fundido y el arroz inflado. En caso de que el niño no tenga alergia a los frutos secos, se pueden poner las nueces picadas junto al arroz. Tras obtener esta pasta, se prepara un molde con papel vegetal o de horno, se echa la mezcla, se tapa con papel de aluminio y se deja reposar en la nevera durante 24 horas. Una vez transcurrido este tiempo, ya puede cortarse y degustarse el turrón, apto para niños con alergia a la leche o el huevo.