Otras pruebas

¿Qué son las pruebas de parches?

Las pruebas de parches también pueden llamarse “patch tests” o pruebas epicutáneas. Consisten en aplicar sustancias sospechosas mediante unos parches similares a tiritas para ver si la piel reacciona. No son para estudiar la alergia clásica (llamada tipo I) sino otro tipo de alergia, mediada por células (llamada tipo IV). Hay más información sobre estas pruebas en esta web, en la sección de “Dermatitis de contacto”.Se usa sobre todo para alergia a sustancias por contacto directo con piel y, con poca frecuencia, para medicamentos, alimentos o sustancias respiradas.

¿Qué es la prueba de frotamiento?

Se frota la piel del paciente con el alergeno a estudio, para observar si aparecen lesiones de enrojecimiento o habones-ronchas. Puede ser conveniente frotar otra zona de piel con una sustancia inofensiva para el paciente para asegurarse que no tiene una piel excesivamente reactiva (esto se llama dermografismo).

¿Qué es la prueba de uso?

Se usa para estudiar la alergia al látex o goma o caucho. El paciente se pone en una mano un guante de látex y en la otra un guante sin látex para observar si hay alguna reacción. Previamente puede ser que se utilice un solo dedo de guante antes de usar el guante completo.

¿Qué es la prueba de repicadura?

Se usa en personas con alergia a picadura de abeja o avispa y es en realidad una provocación. Cuando se completa el tratamiento con vacunas, se hace que una abeja o avispa pique al paciente para comprobar que ya no presenta reacciones. Se debe hacer en centros especializados.

Otro tipo de pruebas no debidas a alergia

Los síntomas que parecen de alergia pueden ser debido a causas no alérgicas. Así, el especialista puede solicitar otras pruebas como radiografías de tórax, senos, vegetaciones, esófago-estómago, test del sudor, prueba de la tuberculina, análisis de inmunoglobulinas, poblaciones celulares, etc, para descartar o confirmar esas causas no alérgicas.