Previous icon

Volver

28 Ago 2020
Henna negra alergia

Los tatuajes de henna pueden causar alergia

La henna negra contiene una sustancia llamada parafenilendiamina que puede provocar reacciones alérgicas en la piel

Una de las prácticas habituales del verano en muchos lugares son los tatuajes de henna, un tinte natural de color rojizo que se utiliza como pigmento para realizar dibujos en la piel, sobre todo en niños y adolescentes para quienes es más difícil realizar un tatuaje común. Si bien la henna natural, procedente de la planta Lawsonia inermis, no suele producir reacciones alérgicas, cuando se tiñe y oscurece con una sustancia llamada parafenilendiamina puede producir síntomas cutáneos de origen alérgico y causar la denominada dermatitis de contacto. Por ello, desde SEICAP, se recomienda prestar mucha atención al uso de este tipo de pigmentos en niños y asegurarse de que empleen la henna natural para garantizar una buena calidad.

La henna natural es utilizada con frecuencia en países como India, Pakistán, de Oriente Medio o el norte de África. Su color está entre el rojo y el marrón, no suele producir alergia cutánea y dura entre 3 y 4 días aproximadamente. Además de para realizar dibujos en la piel (lo que se conoce como tatuajes de henna) se aplica también en países como India para dar brillo al cabello o para conservar cueros y telas. Con el objetivo de asemejarlo más a un tatuaje común y conseguir una mayor duración, en diversos lugares de Occidente se emplea una henna adulterada, a la que se le incluye un colorante negro llamado parafenilendiamina, que penetra en la piel y que puede causar alergia. El resultado es la denominada henna negra.

La parafenilendiamina es un colorante que además es utilizado para tintes de pelo permanentes y semipermanentes, tintas de imprenta, en gomas y plásticos, prendas de ropa, productos de maquillaje y que puede presentar reactividad cruzada con tintes textiles, algunos protectores solares y determinados medicamentos.

Síntomas causados por la henna negra

La henna negra, considerado un producto ilegal, puede llegar a contener un 15% de parafenilendiamina (su máximo autorizado es del 2%). Por lo tanto, cuanto mayor es la concentración de esta sustancia mayor es el riesgo de sensibilización alérgica.

La henna negra puede causar síntomas cutáneos desde pocas horas tras realizarlo hasta semanas después de su aplicación. Si el niño o la niña estuvieran ya sensibilizados, los síntomas aparecerían pronto. Los síntomas más característicos de esta alergia, denominada dermatitis de contacto, son inflamación local, enrojecimiento, picor, ampollas, decoloración permanente de la piel, vesículas eritematosas y hasta cicatrices permanentes.

Tratamiento de la alergia causada por henna negra

El tratamiento de los síntomas ocasionados por la henna negra consistirá en la aplicación de corticoides tópicos para disminuir la respuesta inflamatoria.

También pueden emplearse antihistamínicos para reducir el picor. Además, se deberá evitar la exposición a esta sustancia, por lo que será preciso leer bien los etiquetados de la ropa, sobre todo las oscuras y teñidas, los tintes de cabello y cremas solares.