Previous icon

Volver

20 Mar 2018
Día de la Felicidad

Los niños con alergia o asma no deberían ser aislados

Desde SEICAP, se quiere aprovechar que este martes 20 de marzo es el Día Mundial de la Felicidad para recordar la importancia de favorecer la integración de los niños con alergia o asma. 

Diferentes estudios han comprobado que los niños con enfermedades crónicas, como la alergia o el asma, sufren aislamiento o rechazo en su entorno escolar. Se trata de patologías que pueden provocarles estrés o ansiedad por evitar las crisis, además de hacerles sentir diferentes. Desde SEICAP, se quiere aprovechar que este martes 20 de marzo es el Día Mundial de la Felicidad para recordar la importancia de favorecer su integración para garantizar que, como niños que son, puedan crecer felices sin problemas sociales y escolares.

Alergia alimentaria en niños

Una de las alergias que implica un mayor impacto en la calidad de vida de los pequeños es la alimentaria pues implica el seguimiento de dietas de eliminación con lo que esto conlleva para la socialización del niño. Sin embargo, no debe ser motivo para separarles en comedores escolares, fiestas de cumpleaños o comidas familiares. La SEICAP siempre aconseja que, en la medida de lo posible, se procure que el menú contenga alimentos que puedan consumir todos los presentes en la mesa.

Lo mismo sucede con la práctica de actividades físicas o deportivas. Además de que el ejercicio es beneficioso para todos los niños, incluidos los que tienen dificultades respiratorias como los asmáticos, es importante fomentarlo entre la población infantil por su contribución al desarrollo de su personalidad y la adquisición de valores. El pequeño debe practicar el deporte que más le guste por lo que hay que facilitar su práctica, si fuera necesario con el uso de la medicación preventiva. Lo importante es que el niño no se sienta diferente y pueda desempeñar las mismas actividades que el resto de sus compañeros.

Por otro lado, SEICAP también recuerda que esta tarea no es solo de las familias sino de la sociedad entera por lo que pide una mayor concienciación en este sentido, debido a que en algunas ocasiones las alergias y el asma han sido objeto de burlas y humillaciones entre los más pequeños. Así, un estudio de revisión publicado en Journal of Paediatrics and Child Health concluye que existe una mayor prevalencia de intimidación en niños alérgicos a alimentos, en comparación con la población general, y que más de un 30% de ellos han denunciado haber sido acosados en algún momento. De hecho, el pasado año un niño de 13 años con alergia a los lácteos murió en un colegio de Londres tras comerse un sándwich con queso, obligado por un compañero.

Peter Rabbit

Incluso la problemática ha saltado al cine. Así, esta semana se estrena en España una película familiar, Peter Rabbit, que incluye una escena en la que el conejo protagonista se entera de que su enemigo, Tom, es alérgico a las moras y urde un plan para bombardearlo con tirachinas con estos frutos hasta que uno le entra en la boca. Tom sufre una reacción anafiláctica y tiene que inyectarse adrenalina. Desde SEICAP se ha solicitado la retirada de esta escena y se pide no trivializar con este tipo de reacciones pues puede llevar a los niños a imitar comportamientos y provocar graves accidentes, ya que la anafilaxia puede matar y lo hace en algunos casos.

En resumen, es fundamental que la sociedad esté concienciada con las enfermedades crónicas que afectan a la población infantil, como las alergias y el asma, para lo que es necesaria la divulgación de información correcta y veraz sobre las mismas. Además, se debe educar a los pequeños en el compañerismo, la solidaridad y la amistad, valores que sin duda, garantizarán la felicidad entre ellos.