Previous icon

Volver

13 Jul 2020
Alergia a las cucarachas

Las cucarachas también producen alergia en los niños

Sus excrementos y ciertas partes de su cuerpo pueden contener un elevado número de alérgenos que provocan asma, rinitis y conjuntivitis

Como ocurre con otros insectos, los alérgenos presentes en las cucarachas pueden provocar alergia en niños y adultos y dar lugar a episodios de asma, rinitis y conjuntivitis de gravedad variable. Estos alérgenos se encuentran sobre todo en el cuerpo de la cucaracha, en su exoesqueleto, y en sus secreciones, huevos y materia fecal, que se extienden por la casa junto con el polvo y otros residuos. Su prevalencia varía según la mayor o menor presencia de las cucarachas, por lo que suele ser mayor en zonas con un bajo nivel socio económico. Pero no es excluyente.

La alergia a las cucarachas puede aparecer aislada o asociada a distintas alergias de interior y exterior. En muchos casos, los niños presentan otras alergias o antecedentes de asma que empeoran ante la presencia de cucarachas en la vivienda, sobre todo en los meses de verano. Este tipo de alergia está relacionada con las tropomiosinas presentes en el cuerpo de estos insectos, una proteína localizada en los invertebrados. Debido a ello, puede existir también reactividad cruzada frente a ácaros y crustáceos.

Pero no es el único alérgeno liberado por este insecto. Hasta el momento se han detectado al menos 29 alérgenos en la cucaracha alemana, la especie más común, que contribuyen a provocar asma y dificultades respiratorias. Los niveles más altos de alérgenos se encuentran normalmente en la cocina, seguida de la ropa de cama, los suelos del dormitorio y el polvo. Ante la sospecha de una posible alergia a las cucarachas, se realizan a los niños pruebas cutáneas y el estudio de la IgE específica en análisis de sangre con el fin de confirmar a qué se deben sus síntomas y recomendar los tratamientos más adecuados.

La mejor forma de prevenir este tipo de alergia es evitar la presencia de cucarachas. El problema es que se trata de insectos muy resistentes y ubicuos que se instalan en lugares de difícil limpieza donde pueden pasar desapercibidos. Durante el día se esconden en grupo en grietas o detrás de muebles y electrodomésticos para salir por la noche en busca de alimento y agua. Además, generalmente cuando se detecta una cucaracha suele haber más escondidas, ya que, a lo largo de su vida, de apenas 12 meses, tienen numerosas crías.

Según el diagnóstico y siendo consciente de esta realidad, el pediatra alergólogo puede recomendar el tratamiento de los síntomas con medicamentos como antihistamínicos frente a la rinitis o broncodilatadores en el caso de que los niños padezcan de asma. Siempre bajo su supervisión y siguiendo la dosis prescrita. Actualmente no hay ninguna vacuna antialérgica para las cucarachas.

Consejos para evitar la exposición a las cucarachas

A medida que las temperaturas suben se puede encontrar un mayor número de cucarachas en los pisos y casas, sobre todo en los núcleos urbanos. Para evitar que se cuelen en los hogares y produzcan alergia a los más pequeños la SEICAP recomienda poner en práctica estos consejos útiles:

 

  • Mantener una buena higiene de la vivienda.
  • Evitar dejar cualquier tipo de comida en mesas o encimeras y limpiar muy bien todas las superficies después de comer. Las migas y los líquidos derramados propician la aparición y reproducción de las cucarachas.
  • Si hay mascotas en casa, como perros o gatos, es aconsejable limpiarle el cuenco de comida y agua cada día, y retirarlo una vez han comido. Así se impide que las cucarachas tengan una fuente de alimento a la que acudir por la noche.
  • Sacar la basura con frecuencia, al menos una vez al día.  
  • Localizar y tapar pequeños huecos en paredes, ventanas, tuberías, etc…zonas por las que las cucarachas podrían entrar.  

Si a pesar de ello, estos insectos aparecen dentro de casa, la recomendación de los médicos es hacer uso de cebos y trampas para cucarachas para eliminarlas. Otros productos como los aerosoles pueden empeorar los síntomas de la alergia y el asma.