Previous icon

Volver

10 Sep 2013

    La exposición al sol disminuye la aparición de dermatitis atópica y rinitis alérgica

    Un estudio asocia la mayor exposición al sol con menos frecuencia de dermatitis y de rinitis por alergia a polen de gramíneas

    Publicado por la revista Pediatric Allergy and Immunology, un artículo (The influence of sun exposure in childhood and adolescence on atopic disease at adolescence. Kemp et al. Pediatr Allergy Immunol. 2013 Aug;24(5):493-500) estudia la presencia de dermatitis atópica, rinitis por polen de gramíneas y asma en 373 niños australianos menores de 16 años. Valoran la exposición al sol por el número de horas pasadas al aire libre en las vacaciones y en los fines de semana de verano.

    Se sabe que la mayoría de niños con eccema mejoran con la exposición al sol en verano, pero este estudio valora los efectos a largo plazo. Aquellos niños que están más expuestos al sol presentan unas tasas menores de eccema y de rinitis alérgica. No encuentran influencia sobre la presencia de asma y la presencia de alergia a inhalantes. La luz solar hace que la piel forme vitamina D, así que esta vitamina podría ser la razón de tener menos eccema pero, sin embargo, los niveles sanguíneos de vitamina D no eran diferentes entre los distintos grupos de niños.

    Así, el mecanismo por el que el sol produce esa mejoría sería distinto al conocido efecto sobre la vitamina D. Aunque se han mostrado los efectos beneficiosos del sol, no hay datos suficientes para hacer una recomendación médica de usar la exposición al sol para reducir la incidencia de enfermedades alérgicas.