Previous icon

Volver

23 Sep 2020
Alergia medicamentos

La alergia a medicamentos, una de las causas de anafilaxia en niños

El diagnóstico de la anafilaxia inducida por fármacos en niños es complicado debido a su dificultad para manifestar los síntomas

La alergia a medicamentos es una de las causas de anafilaxia en niños, junto con la alergia alimentaria, que es la más frecuente, y la alergia a veneno de himenópteros, tal y como recoge el documento de posicionamiento de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI), Diagnóstico y manejo de la anafilaxia inducida por medicamentos en niños.

La frecuencia de la anafilaxia se ha incrementado en los últimos años en todos los grupos de edad. Además se ha detectado un aumento en el riesgo depresentar síntomas más graves en adolescentes y adultos con otras enfermedades, como el asma. Un estudio realizado en EEUU demuestra como la anafilaxia inducida por medicamentos aumentó un 212% en niños de entre 5 y 17 años entre 2005 y 2014, el último período estudiado.

Por lo general, el diagnóstico de la anafilaxia inducida por fármacos en niños es complicado, debido a su dificultad para manifestar los síntomas, a la ausencia hasta en un 40% de los casos de síntomas cutáneos o a las dificultades para determinar la tensión arterial, sobre todo en los lactantes. El diagnóstico se basará en los signos y síntomas clínicos. Además, en las reacciones perianestésicas pueden ser de ayuda las hojas de evolución clínica y una detallada descripción del episodio agudo. En este sentido, será importante distinguir entre una reacción por anafilaxia de los efectos secundarios a la administración de fármacos.

Según la ENDA (Red Europea en alergia a medicamentos) y las guías EAACI, entre las cuatro y las seis semanas después de la reacción, se deberían realizar pruebas in vitro y/o pruebas in vivo para identificar el medicamento responsable. Aunque en niños no resultan tan útiles por lo que suelen recomendarse las pruebas cutáneassolo para  ciertos  medicamentos. Además, en la gran mayoría de los casos, se debería considerar la realización de una prueba de exposición controlada al medicamento (PEC) para confirmar o excluir una hipersensibilidad inmediata inducida por fármacos, aunque debe realizarse solo en aquellos niños con baja sospecha y no con un diagnóstico probable de anafilaxia inducida por medicamentos.

Medicamentos que causan alergia en niños

En niños los medicamentos que causan alergia con mayor frecuencia son los antibióticos y los AINE, una mayor prevalencia que puede ser debida a las mayores tasas de prescripción global de estos fármacos en niños. De hecho, según varios estudios los betalactámicos, un tipo de antibióticos, son la primera causa de anafilaxia. Por su parte, los AINE son la segunda causa más frecuente de anafilaxia por medicamentos en edad pediátrica.

Otra causa de anafilaxia por medicamentos son las vacunas, aunque son raras, así como la anestesia, siendo los relajantes neuromusculares (RNM) y el látex la causa habitual de anafilaxia perianestetésica en niños.

En cuanto a los factores de riesgo, una reacción anafiláctica previa, la coexistencia de asma, la atopía y las enfermedades con base atópica se han considerado como los mayores factores para presentar una reacción anafiláctica, tanto en adultos como en niños.

Manejo de la anafilaxia inducida por fármacos

La anafilaxia es una reacción grave potencialmente mortal con lo que la actuación rápida y eficaz es fundamental para salvar la vida de quien la sufre. En el caso de la anafilaxia inducida por medicamentos, el tratamiento a seguir es similar al resto de escenarios, es decir, suspender la administración del fármaco y la administración de la adrenalina intramuscular.

Una vez resuelto el cuadro anafiláctico, el pediatra alergólogo se ocupará de identificar el medicamento responsable y de su estudio. En el consenso elaborado por la EAACI se recomienda que los niños con sospecha se deriven a un centro que cuente con especialistas en el diagnóstico y manejo de la alergia a medicamentos en niños y la realización de un estudio alergológico completo para confirmar el diagnóstico  e identificar las alternativas a seguir en caso de presentar alergia a determinados medicamentos.

Se recomendará la evitación estricta del fármaco o grupo de fármacos en cuestión pues es la medida más segura a seguir.