Previous icon

Volver

26 Sep 2019
Inmunoterapia

Inmunoterapia, ¿qué niños se pueden beneficiar de las vacunas de la alergia?

La doctora María Mesa del Castillo, coordinadora del Grupo de Trabajo de Inmunoterapia de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), habla en este vídeo sobre la utilidad y las indicaciones de las vacunas para la alergia. 

La inmunoterapia para la alergia en niños, también conocidas como las vacunas de la alergia, es un tratamiento específico que se basa en extractos de proteínas alergénicas. Estas terapias se utilizan como tratamiento etiológico y se ponen a los menores que padecen algún tipo de alergia ambiental o que tienen una alergia respiratoria, como asma, rinitis, rinoconjuntivitis o conjuntivitis, entre otras.

En este video, la doctora María Mesa del Castillo, coordinadora del Grupo de Trabajo de Inmunoterapia de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), explica las indicaciones que deben tener este tipo de terapias para la alergia, así como sus pautas de administración y los factores que se deben tener en cuenta.

¿Existen contraindicaciones para recibir las vacunas de la alergia?

Es importante destacar que no existe prácticamente ninguna contraindicación para que los niños reciban las vacunas de la alergia, aunque este tipo de terapias han de ser estudiadas e indicadas por un pediatra alergólogo en cada caso. Este profesional sanitario identificará el origen y los alérgenos que provocan el problema de salud como pueden ser pólenes, epitelios de animales, ácaros u hongos, entre otros.

Además, este tipo de vacunas también van destinadas para aquellos niños y niñas que presentan alergias a otros alérgenos, como veneno de avispas y abejas, e incluso alimentos.

La inmunoterapia se basa en administrar en cantidades variables un alérgeno, al que el niño es alérgico, con el fin de lograr tolerancia inmunológica al mismo.

No obstante, la enfermedad de base, la respuesta al tratamiento farmacológico, la polisensibilización o la adherencia al tratamiento, son algunos de los muchos factores a tener en cuenta antes de iniciar una inmunoterapia.

¿Cómo se administran las vacunas de la alergia?

Por otro lado, es muy importante tener en cuenta que existen varias rutas de administración: subcutánea o sublingual y diferentes pautas de administración según la composición de la vacuna.

En el caso de alérgenos coestacionales (ácaros, animales, hongos y venenos) se administran durante todo el año, y si son alérgenos estacionales, como los pólenes, se puede optar por pautas más cortas como las pre-coestacionales (se inician antes de la primavera y se terminan al acabar la estación polínica).

En cuanto a la duración del tratamiento, está establecido que la terapia de las vacunas de la alergia se prolongue de tres a cinco años, siempre en función de la eficacia que muestre el tratamiento en cada niño. Superado ese periodo de tiempo, no existen estudios concluyentes que hayan demostrado mejorar la eficacia.