Previous icon

Volver

30 Oct 2018
Decálogo de consejos para evitar reacciones alérgicas en Halloween

Decálogo de consejos para evitar reacciones alérgicas en Halloween

La Sociedad Española de Alergología, Inmunología Clínica y Asma Pediátrica (SEICAP) ofrece una serie de recomendaciones para que los niños con alergias disfruten de un Halloween más seguro.

El 31 de octubre se celebra Halloween, una fiesta marcada por los disfraces y adornos terroríficos pero en la que las gominolas, chocolatinas y otros dulces tienen gran relevancia.  Para evitar que la conocida práctica infantil de pedir dulces en las casas de lugar a reacciones en los niños con alguna enfermedad alérgica, desde la Sociedad Española de Alergología, Inmunología Clínica y Asma Pediátrica (SEICAP) se recomiendan esta serie de medidas:

  1. Ofrecer una alternativa a los dulces: se pueden regalar también pulseras, collares, rotuladores para el cole, artículos de fiesta etc. De esta forma se facilita la integración en el juego de los niños con alergias alimentarias.
  2. Evitar regalar objetos que contengan látex: hay que tener presente que muchos niños son alérgicos al látex, por lo que hay que prestar atención a ciertos disfraces, complementos o artículos de decoración.
  3. Preparar comidas sin huevo, leche y frutos secos: estos ingredientes son los que más alergias alimentarias infantiles provocan. Si se hace una fiesta de Halloween en casa o se desea elaborar los dulces a repartir de forma casera, es aconsejable evitarlos.
  4. Colocar los alimentos en recipientes separados: puede haber niños alérgicos  a alguna fruta, los frutos secos o ser multialérgicos. Mejor no mezclar las comidas y que cada plato contenga algo distinto.
  5. Llevar la medicación de rescate: es mejor ser precavidos y acostumbrar al pequeño a llevar siempre su tratamiento de rescate, instrucciones sobre cómo debe aplicarse y un teléfono de contacto.
  6. Enseñarles cuáles son los dulces que no pueden comer: desde que son pequeños hay que explicarles bien su alergia, qué alimentos puede y no puede comer así como habituarle a leer el etiquetado de los alimentos para que sepa identificar qué productos puede consumir.
  7. Discriminar los productos que no lleven información sobre alérgenos: que no contenga esa información no quiere decir que esté libre de posibles ingredientes alérgenos. En estos casos, si se compran productos como chocolatinas u otros snacks y no llevan esa información, mejor no ofrecerlos a los niños para evitar situaciones de riesgo.
  8. Alertar a otros padres o vecinos sobre la alergia del menor: si se tiene confianza, lo aconsejable es comentarles a qué tiene alergia para que lo tengan presente o proporcionarles directamente los dulces que el niño sí puede tomar para que no haya riesgos.
  9. Utilizar disfraces o máscaras que no cubran la cara: los niños asmáticos o con alergias respiratorias corren más riesgo de sufrir una crisis si el rostro está completamente tapado.
  10. Tener cuidado con el tipo de maquillaje: es preferible utilizar productos  que no contengan químicos abrasivos para la piel. Los pequeños con dermatitis atópica o de contacto son muy sensibles a estos productos y estar en contacto con el disfraz de un amigo mientras juegan puede producirle síntomas también.

 

Puede descargarse el decálogo de consejos en formato PDF aquí