Previous icon

Volver

12 Jun 2019
Urticaria infantil

¿Qué puede causar urticaria en los niños?

El Grupo de Trabajo de Alergia Cutánea y Dermatitis Atópica de la SEICAP ha elaborado un decálogo sobre urticaria infantil

La urticaria es una enfermedad de la piel que puede llegar a afectar a uno de cada cinco niños a lo largo de su vida y que puede implicar un 2% de las visitas a urgencias pediátricas. Son datos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) cuyo Grupo de Trabajo de Alergia Cutánea y Dermatitis Atópica ha elaborado un decálogo de puntos clave sobre esta patología que informan y aclaran diferentes aspectos que pueden ocasionar dudas.

Urticaria en niños

Las lesiones de urticaria aparecen en la piel de los niños por la liberación de unas sustancias inflamatorias presentes en las células de la piel, como la histamina, que actúan produciendo las típicas lesiones cutáneas de urticaria-angioedema, con los característicos habones o ronchas y en ocasiones manchas rojas sin relieve llamadas máculas. Esta liberación de sustancias inflamatorias en la piel puede deberse a causas alérgicas o no alérgicas, sin que se pueda diferenciar entre ambas.

Causas de la urticaria

Al contrario de lo que se suele pensar, la mayor parte de los casos de urticaria no están asociados a la alergia. Así, una investigación reciente publicada en Allergologia et Immunopathologiarealizada con niños menores de cinco años con urticaria aguda determinó que las infecciones de vías respiratorias altas, como los catarros, habían sido la causa más frecuente en casi la mitad de los casos.

Lo cierto es que lo más habitual es que no se pueda llegar a determinar cuál es la causa. Puede deberse a alimentos, medicamentos, contacto con animales u otras sustancias, picaduras de insectos, ciertos tejidos, cremas, jabones, anisakis o infecciones. A veces la alergia interviene en estas causas, pero en la mayoría de ellas no. Por otro lado, la urticaria-angioedema puede asociarse de forma muy infrecuente a otras enfermedades cutáneas, hormonales, autoinmunes, o tumorales.

Por lo general, la urticaria suele estar ocasionada por un solo agente. Sin embargo, durante los días que dura puede haber una serie de factores que actúen como activadores inespecíficos y empeoren la piel ya reactiva. Por ejemplo, un aumento de temperatura del cuerpo por fiebre o ejercicio físico, la exposición al sol o la digestión, pueden hacer que la dermis reaccione más.

Para despejar las dudas que puedan surgir ante la aparición de urticaria en niños en cuanto a su detección, diagnóstico y tratamiento, el Grupo de Trabajo de Alergia Cutánea y Dermatitis Atópica de la SEICAP ha elaborado el siguiente decálogo:

  1. La urticaria consiste en la aparición de ronchas o habones en la piel que producen picor. Además, las ronchas aparecen y desaparecen con rapidez, cambian de localización y duran menos de 24 horas.
  2. La duración de la urticaria varía de unos niños a otros y casi nunca reviste gravedad. Lo más habitual es que los habones desaparezcan en minutos, horas o días, sin llegar a durar más de 6 semanas (urticaria aguda). Excepcionalmente se prolongan más de 6 semanas (urticaria crónica).
  3. Las ronchas en ocasiones se asocian a angioedema, que es la inflamación dolorosa de párpados, labios, manos, pies u otras zonas del cuerpo.
  4. La mayoría de urticarias no tiene relación con la alergia. Mucha gente confunde “urticaria” con “alergia” pero son condiciones diferentes.
  5. Con frecuencia los casos de urticaria se asocian a infecciones pasajeras de tipo leve, producidas por virus, que desaparecen igual que comenzaron, sin que se pueda saber la causa (idiopática). En pocos casos es por alergia alimentaria; siendo la ingesta del alimento menor a dos horas desde la aparición de la urticaria. En otros casos puede ser por alergia a medicamentospicaduras de insectos o inducidas por factores físicos como frío, calor, esfuerzo, sudor, presión o rascado, estrés, etc. Los detergentes, suavizantes y aditivos alimentarios no producen urticaria, ni alergia.
  6. Es conveniente poner mucha atención a los minutos u horas previos al comienzo de la urticaria con respecto a los alimentos, medicamentos, picaduras de insectos o desencadenantes físicos, porque en ocasiones pueden estar relacionados.
  7. Mantenga la calma en todo momento. Aunque la urticaria puede ser molesta por el picor o la estética, suele ser una enfermedad leve, salvo que se asocien a otros síntomas tan infrecuentes como dificultad para respirar, dolor de tripa, mareo, etc. en cuyo caso se debe solicitar asistencia urgente por riesgo de anafilaxia.
  8. Con respecto al tratamiento de la urticaria, los antihistamínicos son los medicamentos más usados porque son muy eficaces y seguros. Si no se controla con estos, se pueden usar fármacos más potentes como corticoides orales u otros que le indicará el médico.
  9. Si se sospecha la causa de la urticaria habría que evitar la hasta que pueda ser valorado por el pediatra alergólogo. En aquellas urticarias que sean inducidas por factores físicos se deben evitar estas condiciones en la medida de lo posible.
  10. Derivar al pediatra alergólogo en casos de:

a. Sospecha de origen alérgico por relación inmediata con alimentos, medicamentos, picaduras, etc.

b. Presencia de angioedema o síntomas sugestivos de anafilaxia.

c. Mal control de la urticaria a pesar del tratamiento adecuado con antihistamínicos.

d. Urticaria que dure más de 6 semanas.