Previous icon

Volver

4 Oct 2018
Convivir con alergia

‘Convivir con la alergia es posible’, un proyecto para entenderla mejor

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), colabora en el proyecto 'Convivir con la alergia es posible'. Una campaña para divulgar información de calidad sobre la alergia.

La campaña ‘Convivir con la alergia es posible’ es un proyecto en el que colabora la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), cuyo objetivo es divulgar de forma rigurosa toda la información útil sobre la prevención y el tratamiento de las alergias. Todo ello bajo la perspectiva de normalizar estas patologías y conseguir que los pacientes tengan los recursos necesarios para disfrutar de todas las experiencias que se propongan de una forma segura.

En la página web del proyecto, ‘curatualergia.es, se pueden encontrar multitud de consejos, información sanitaria, vídeos y testimonios de pacientes que pueden ayudar a resolver dudas o a informarse mejor sobre temas de interés. Durante la infancia puede resultar más complicado lidiar con las alergias, sobretodo en el colegio, pero conocer que otros estudiantes con los mismos problemas hacen vida normal, descubrir cómo lo han logrado y sus vivencias al respecto, ayuda a que los niños comprendan mejor su patología y evitar que no se sientan bien consigo mismos .

Las estadísticas señalan que alrededor de un 25% de la población infantil padece algún tipo de alergia, lo que se traduce en España en 2 millones de niños afectados. Se prevé que en los próximos años, si sigue esta incidencia, el porcentaje de menores alérgicos ascienda al 50%.

A continuación, se explican algunas de las alergias más habituales en niños y una serie de recomendaciones para facilitar su vida académica y de ocio:

  •          Asma infantil

Muchos niños presentan a menudo mucha mucosidad, rinitis o escozor en los ojos, entre otros síntomas, si tienen alergia al polen o a los ácaros, alérgenos a los que es fácil que se expongan en su día a día. El asma por su parte es otro de los “compañeros” de colegio más habituales, sobre todo durante o después de las clases de gimnasia, donde los que lo padecen presentan tos aguda o dificultades para respirar.

Estos síntomas pueden provocar una disminución del rendimiento académico, ser objeto de burla, causarle ansiedad o que el niño se aísle y llegue a poner en riesgo su vida si esconde su sintomatología al resto para no sentirse diferente. Por ello, es necesario explicarle bien en qué consiste su patología, el tratamiento que debe seguir para no sufrir episodios e informar a los profesores y compañeros para su integración.

Como cuentan Ona Rodríguez o Pol Gil en el vídeo de la campaña Convivir con la alergia es posible’, su alergia no impide que sigan realizando las actividades que les gustan y disfrutar de la infancia. Tan solo deben ser conscientes y seguir la medicación pautada por su pediatra alergólogo.

  •          Alergia a las mascotas

El pelo o la caspa de los animales domésticos también pueden causar alergias siendo el gato una de las mascotas que más la provocan. ¿Cómo actuar ante ello? La principal recomendación es retirar al animal del domicilio. Es algo difícil y en muchos casos se intenta seguir conviviendo con él, y en ese caso, es necesario seguir estas recomendaciones:

-Mantener al animal fuera de su dormitorio

-Evitar contacto directo

-Limpiar la casa con mucha frecuencia

-Lavar a la mascota con productos especiales para que suelte menos pelo

-Cuando el pequeño vaya a casa de otros familiares o amigos con mascotas, deben ser conscientes de su alergia para que preparen la casa antes.

  •          Alergia a los alimentos

Entre el 4% y el 8% de los niños en España tiene alergia a uno o varios alimentos según los datos de la SEICAP. El huevo y la leche son los que más alergias suelen causar, seguidos de los frutos secos, la fruta y el marisco.

Vivir con una alergia alimentaria es compatible con todo, pero es necesario que, además de que el propio niño comprenda lo importante que es que no se exponga a ese alimento, lo hagan también sus compañeros, profesores y el personal del comedor. Se insta a que en todos los centros existan protocolos de actuación y, tanto alumnos como personal docente, sepan qué hacer en caso de una reacción alérgica. La anafilaxia, la reacción alérgica más grave que se puede producir, se instaura rápidamente y puede ser mortal, por lo que, además de que cada niño alérgico lleve un kit, es de gran ayuda que en las escuelas dispongan de ello y se imparta formación para su uso.

También es vital enseñar a los niños y familiares a leer bien los etiquetados de los alimentos que consuman para comprobar si contiene alérgenos. En definitiva, hablar abiertamente del problema para normalizarlo y que todo el círculo del menor esté implicado.

En la web del proyecto, además de encontrar información sobre los diferentes tipos de alergia y testimonios de pacientes, también se pueden conocer tips o curiosidades sobre viajar siendo alérgico, consejos para que la alergia no repercuta en el trabajo, centros de alergología  y un amplio etcétera. Porque como dice la campaña, ‘convivir con la alergia es posible’.