13 de marzo de 2018

¿Cómo se utiliza un autoinyector de adrenalina?

Noticia

La SEICAP inaugura su sección de vídeos para pacientes y familiares con la explicación de cómo utilizar un autoinyector de adrenalina para casos de anafilaxia. 

La anafilaxia es  una reacción alérgica grave, de instauración rápida y potencialmente mortal, su sintomatología más frecuente afecta a la piel y al sitema respiratorio . Pueden aparecer en tres situaciones diferentes: reacción grave sin conocer el motivo, lo que dificulta identificar que se trata de una anafilaxia; la segunda es cuando un niño diagnosticado de alergia tiene síntomas tras haber entrado en contacto con el alérgeno desarrolla los síntomas y la tercera, es cuando conocemos que el niño es anafiláctico, ha entrado en contacto con el alérgeno y presenta hipotensión aislada.

Cómo poner una inyección de adrenalina

La doctora María Mesa del Castillo, miembro del Grupo de Trabajo de Anafilaxia de la SEICAP, explica en este vídeo cómo debe emplearse el autoinyector de adrenalina y la importancia de utilizarlo a tiempo. Si el niño está estable deberá sentarse sobre una de las piernas de la persona que va a administrar la adrenalina que presionará al menor con la otra pierna para inmovilizarlo. Si el menor es pequeño o está reacio a colaborar, lo mejor será tumbarle en posición decúbito lateral. Se destapará y se pondrá el autoinyector sobre el muslo, se debe mantener aproximadamente 10 sg y se quitará para después aplicar un suave masaje en la zona. Se puede utilizar sobre la ropa, salvo en el caso de los vaqueros que, al ser más gruesos, deberán quitarse para que el autoinyector penetre bien en la pierna.

Después de su aplicación es indispensable acudir a un servicio de Urgencias más cercano o llamar a emergencias para que el menor sea atendido por un profesional sanitario lo antes posible. Si fuera necesario, se aplicará una segunda dosis a los 20 minutos si no cede la sintomatología.